Evo Morales apunta a las reservas de litio como uno de los motivos del golpe de Estado

Mundo 22 de noviembre de 2019 Por
En diálogo con Rafael Correa, ha advertido "algunos países industrializados no quieren competencia porque no aceptan otro modelo económico basado en el socialismo". Y ha acusado a las elites de derecha de impulsar su destitución: "Con nuestros gobiernos no manejaron el poder por primera vez en la historia".
Fuente: Rusia Today.

logo+d150Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y si está todo correcto publicado. ¡Participa!

El expresidente de Bolivia Evo Morales ha asegurado que entre las causas del golpe de Estado en su país están la lucha de clases y las reservas nacionales de litio, entre otros factores, según consigna el sitio Rusia Today.

Una de las mayores reservas de litio del mundo —necesario para la fabricación de autos eléctricos, baterías de larga duración, etc.— se encuentra en Bolivia y Morales ha expresado su total confianza en que este hecho influyó significativamente en la situación actual que se vive en el país.

"Yo estoy segurísimo porque un grupo de dirigentes cívicos del Potosí rechazaron nuestro plan del litio, que estaba previsto al 2025: 41 plantas, 14 de ellas netamente industria del litio. Ya hemos terminado, el año pasado inauguramos la de cloruro de potasio, vamos a empezar a explotar 15.000 toneladas de septiembre hasta finales, estamos ampliando la exportaciócn. El próximo año estaba previsto terminar la gran industria del carbonato de litio; en planta piloto este año estaba previsto 400 toneladas. Una tonelada de carbonato de litio cuesta más de 10.000 dólares. Hidróxido de litio. Y además de eso, plantas de baterías de litio. Estaba en el plan. Otras plantas tenían que ser solamente para insumos, y otras para subproductos. Tema de alimentos, tema de medicamentos, etc. Un lindo plan. Y ahí viene esta arremetida", ha lamentado.

Morales ha indicado que la idea ha sido terminar la industrialización del litio y luego "en Bolivia podríamos definir el precio del litio para el mundo", ha sostenido al ser entrevistado por Rafael Correa, expresidente de Ecuador.

"Y ahora me he dado cuenta de que algunos países industrializados no quieren competencia. Primero, en el tema de liberación tecnológica. Y segundo, no aceptan que también otro modelo económico basado en el socialismo, como los llamados 'progresistas izquierdistas', demos otro mensaje que también otros van a seguir y soluciones para nuestros pueblos", ha indicado.

Evo Morales ha coincidido con Rafael Correa en que el "denominador común" para que las élites inicien el ataque contra los gobiernos de izquierda "no es ser indio, no es ser obrero, no es venir de la pobreza extrema, es que desafiamos al sistema, es que con nuestros gobiernos no manejaron el poder por primera vez en la historia".

"No tuvieron el poder. Y eso no lo pueden perdonar y no lo pueden seguir permitiendo. Y están dispuestos a todo, porque para ellos la democracia es válida mientras sirva a sus intereses. En el rato en que empieza a cambiar algo, y contra ellos, en función de las grandes mayorías, recurren a todas las argucias, a todos los instrumentos, entre ellos el golpe de Estado", ha manifestado Correa.

En este sentido, el exmandatario boliviano ha señalado también otro tipo de estrategia utilizada por ciertas élites empresariales y grupos de presión afines a la oposición: el discurso religioso. "Usaron la oración para hacer odiar, la Biblia contra la familia", indica Morales, que se muestra, como católico, "un poco decepcionado" al comprobar como sus detractores "usan a Jesucristo para hacer discriminar después".

Morales ha resumido que se trata de una "lucha de clases". "Yo estoy convencido de eso", ha subrayado, a lo que el anfitrión del programa ha añadido que "ser indígena es un agravante, porque nuestras élites son esnobistas, son racistas, y lastimosamente son semiignorantes también".

Morales ha evocado que al principio de su gobierno "había familias cautivas, y no querían desprenderse del patrón". "Nosotros dijimos les vamos a quitar su terreno y va a ser tu terreno. Esto ha pasado en Chaco Boliviano, no, no querían de su patrón nada y están endeudados para todo el año en temas de esos, tienen que trabajar, son esclavos. Costó, poco a poco, hemos liberado. Hemos acabado con las familias cautivas", recordó.

"Entonces, lo que usted cuenta es de verdad y sí que hay como una mentalidad, pero ahí, lamento mucho decir, hay algunos profesionales que dicen: nosotros hemos estudiado para mandar y dominar a los indios. Hay grupos todavía, eso a mí me sorprende", agregó.

Boletín de noticias