El Banco de España vuelve a sugerir elevar la edad jubilatoria

Economía 20 de noviembre de 2019 Por
El director de Economía de la entidad, Óscar Arce, exige “reformas de calado”, que atiendan la “sostenibilidad financiera y social”. “Hay un problema de naturaleza persistente y estructural entre ingresos y gastos”, advierte.
Pensionados y jubilados, por Reuters
- Fuente: Reuters.

logo+d150Si quieres publicar artículos, fotografías o vídeos, envía el material junto con tus datos a [email protected], el material será moderado y si está todo correcto publicado. ¡Participa!

Nuevamente el Banco de España se ha pronunciado a favor de una reforma en el sistema de pensiones, que contemple un incremento en la edad jubilatoria, tal como lo han hecho Italia, Portugal y los países nórdicos.

Aunque el Banco de España lleva tiempo reclamando medidas para apuntalar el sistema público de pensiones, este martes lanzó un claro mensaje sobre la necesidad de emprender “reformas de calado”, que atiendan la “sostenibilidad financiera y la sostenibilidad social”. “Hay un problema de naturaleza persistente y estructural entre ingresos y gastos”, avisó Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del organismo supervisor.

Con la última reforma suspendida, el nuevo pacto de Toledo aún por constituir, el avance de la longevidad y la entrada en el sistema de trabajadores con carreras de cotización más largas y mejor dotadas, Arce aseguró que el Banco de España no tiene predilección sobre las medidas concretas a aplicar, pero volvió a apuntar a la edad de jubilación, en el arranque de una jornada sobre pensiones organizada por Cinco Días . “¿Tiene sentido trabajar algo más cuando estamos viviendo bastante más? Probablemente sí. No es descartable ligar la edad de jubilación a las expectativas de vida, como ya han hecho los países nórdicos, Italia y Portugal”, indicó el representante del Banco de España.

Piso de la edad jubilatoria

La edad ordinaria de jubilación está en los 65 años y ocho meses e irá aumentando hasta alcanzar los 67 en el 2027. Sin embargo, como recordaron los expertos este martes, afecta a los afiliados que han cotizado menos de 37 años, el resto seguirá teniendo como referencia los 65. En todo caso, la edad efectiva de jubilación no llega en la actualidad a los 63 años.

El director general de Economía y Estadística defendió además que, para reformar un sistema que arrastra un déficit del 1,5% del PIB, se ha de establecer como punto de partida cuál ha de ser la generosidad de las prestaciones –“¿Queremos vincular las pensiones al IPC?”–. Y tomando como base ese acuerdo político, fijar una fórmula de financiación “duradera y automática” para evitar “abrir un debate cada cinco años”, así como avanzar en predictibilidad y transparencia. Sobre el momento para emprender los cambios normativos necesarios, recordó que las últimas dos grandes reformas se sacaron adelante “en circunstancias francamente más difíciles que estas”.

Arce también se detuvo en las medidas complementarias al sistema público e insistió en pedir a las entidades financieras productos como la hipoteca inversa, que permitan a las personas mayores convertir propiedades inmobiliarias en ingresos adicionales con los que poder atender sus necesidades. Ante una población con un alto índice de ahorro a través de la compra de vivienda, “se dan una buenas circunstancias para que el sector financiero desarrolle productos responsables y competitivos, que transformen parte del patrimonio inmobiliario en activos más líquidos”, señaló. Eso sí, recalcando que las entidades deben ser especialmente cuidadosas con su comercialización por el perfil de los clientes.

Boletín de noticias